Tips para preservar el bronceado después de las vacaciones

blog-bronceado-macondo-jeans-mujer-bogota

Las vacaciones, sin el estrés cotidiano, durante las que pasan más tiempo al aire libre y duermen más suelen tener un efecto benéfico en nuestro rostro. Las ventajas son muchas: el tono dorado de la piel permite disimular los síntomas del cansancio y del estrés (ojeras y rojeces) y son una oportunidad para que nuestro cutis descanse del maquillaje que utilizamos a lo largo del año.

Para prolongar el bronceado que hemos adquirido tras los días de asueto en la playa y la piscina solo se precisa un poco de constancia y una buena dosis de planificación. A continuación detallamos un plan de choque (por dentro y por fuera) que nos permitirá prolongar ese apreciado moreno postvacacional.

Los más simples y básicos

Para conseguir alargar el bronceado es necesario -al igual que con cualquier otro tratamiento de la piel-, realizar una serie de pasos previos. Esta sencilla rutina no nos requerirá mucho tiempo, y nos ayudará a obtener los resultados deseados.

1. Hidratar por dentro y por fuera: El agua es la base de una piel sana y luminosa después del verano y durante el resto del año. Sin el consumo adecuado de agua el cutis es incapaz de lograr la elasticidad y la luminosidad para mantener el bronceado. Como mínimo se debe ingerir dos litros de agua cada día, una cantidad que podemos sustituir, en parte, por los ricos zumos de temporada. También debemos hidratar la piel por fuera: con la llegada de las altas temperaturas la piel se reseca, para que recupere su luminosidad natural es necesario que la hidratemos después de limpiarla, un proceso que deberemos realizar al menos una vez al día.

2. Exfoliar sí, pero con cuidado: Una vez al mes exfoliaremos la dermis para eliminar la acumulación de células muertas. Podemos utilizar remedios naturales como una mascarilla de yogurth con azúcar de caña o de sal gorda con leche.

Una vuelta de tuerca

Además de este ritual, es necesario que hagamos un pequeño esfuerzo para mantener nuestro bronceado y conseguir alargar los tonos extra que hemos conseguido en nuestra delicada piel.

1. ¡Al rico betacaroteno y licopeno! Cada vez se habla más de la importancia de la nutricosmética, una tendencia que considera más importante consumir alimentos que ayuden a mejorar la salud de nuestra piel que atiborrarla con cremas caras. Los mejores alimentos para la piel y que ayudarán a mantener nuestro bronceado son los que contienen licopeno -un potente antioxidante presente en tomates, fresas y sandía- y aquellos que tienen betacaroteno -los de tono naranja- como son las zanahorias, la calabaza, el melocotón o la piña. Con este pequeño cambio tendremos una piel sana y además nos costará poco dinero.

2. Una pequeña ayuda: Para que el ansiado tono dorado no se aclare con el paso del tiempo, también podemos recurrir a las distintas cremas y soluciones cosméticas que han aparecido en los últimos años. Las cremas para alargar el bronceado han inundado el mercado recientemente, una buena opción para después de las vacaciones, aunque también se puede hacer un poco de trampa y utilizar los famosos autobronceadores que nos ayudan a llegar a la playa como si lleváramos varios días.

Tomado de: alo.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *